Estados financieros de un grupo económico

30 junio 2017

La consolidación es una técnica contable utilizada para presentar en forma conjunta los estados financieros de un grupo económico. Es decir, brindar información de la situación económica, financiera y patrimonial de todas las sociedades controladas por una entidad matriz en un único juego de estados financieros.

La Matriz es aquella entidad que posee control sobre las decisiones empresariales de las sociedades controladas. El control puede darse por ser dueño de una parte significativa del total de acciones o bien por una serie de factores cualitativos entre los cuales podemos enumerar acuerdos contractuales, derecho de votos en la entidad, capacidad de dirección en aquellas actividades trascendentales de la entidad invertida.

¿Por qué consolidan las empresas? Una de las principales razones es cumplir con la exigencia de las normas internacionales de información financiera (NIIF) para aquellas entidades que posean control sobre otra entidad.

Otra de las razones sería:

  • mostrar a los usuarios interesados una situación económica y financiera más completa del grupo económico. A modo de ejemplo a un comprador le interesaría ver un balance consolidado con las inversiones que tiene la empresa matriz en otros negocios. De esta forma obtendrá información más completa de la realidad económica del negocio que intenta comprar.
  • Proporcionar a los usuarios información pura sobre los resultados y el patrimonio del grupo, sin que este se vea afectado por operaciones entre compañías vinculadas.

El proceso de consolidación comprende varias etapas, que mencionaremos a continuación.

La primera es homogeneizar las cuentas de las empresas a consolidar, verificar la consistencia de políticas contables uniformes para la elaboración de los estados financieros, así como los periodos y las fechas sobre las que se informa.

Continuando con el proceso llegamos a la etapa de agregación donde corresponde sumar los distintos rubros de activos, pasivos, patrimonio, ingresos y gastos de la misma naturaleza o asimilables, de la sociedad matriz y las empresas controladas.

Por último, se eliminan los saldos y transacciones entre las empresas que se están consolidando (que forman parte del grupo). De esta forma solo quedarían presentados aquellos saldos y operaciones realizadas con empresas ajenas al grupo. La normativa nos da una serie de lineamientos prácticos para poder realizar esta etapa de forma adecuada.

¿Qué pasa si una matriz no realiza la consolidación? Aquellas empresas que no cumplan con la obligación de presentar sus estados financieros consolidados no estarían cumpliendo con un principio contable fundamental que es la integridad y exactitud de la información contable ya que los estados financieros separados de la entidad matriz no representan la realidad financiera del grupo e induciría a los usuarios de los estados financieros a tomar decisiones erróneas.

Las empresas matrices pueden verse incentivadas a no presentar sus estados consolidados cuando la situación individual de alguna de sus subsidiarias es negativa y empeoraría la situación financiera de la matriz. La normativa internacional no exime de la consolidación a las empresas que estén en esta situación.

Para concluir, queremos resaltar que la Consolidación (mostrar la información financiera del grupo) no es una opción sino una obligación de acuerdo a las normas vigentes en nuestro país.

Adicionalmente, las empresas que presenten estados financieros consolidados, deberán acompañarlos de los estados financieros individuales.

pablo.bentancor@mvd.auren.com

Pulsar AQUI para descargar el artículo

 

Este sitio utiliza cookies para darle un mejor servicio. Al usar este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies como se explica en nuestra Política de privacidad. Lea nuestro Aviso legal y Política de privacidad para obtener más información sobre cómo usamos las cookies y su gestión. Aceptar