8 marzo 2018

El turista del siglo XXI

El turismo, entendido como una mera actividad contemplativa, ha dejado paso a una nueva realidad. La tecnología, la economía colaborativa o, el “vivir experiencias”, han creado un nuevo perfil de cliente, lo que representa una gran oportunidad para el sector. Pero, ¿qué define al turista del siglo XXI?

Aquí van algunas claves:

  • Gusto por la personalización: es muy importante en la definición de nuestro perfil de cliente, los productos y servicios a medida. Es el principio del Mass Customization, aplicado al turismo.
  • En la toma de decisiones, es la mujer la que mayoritariamente lidera. Esto nos da una buena pista para definir nuestro perfil de cliente.
  • Experiencias: el viaje emprendido es algo más que un viaje de ocio. Se buscan experiencias que nos hagan sentir uno más en el territorio y en la comunidad que se visita. Ése es el gran objetivo. Nadie conoce mejor un destino que una persona autóctona del lugar. Existe mucho recorrido en este ámbito.
  • Conectados: Ya sea en la selva africana o en la estepa rusa, necesitamos informarnos e informar. La tecnología forma parte del viaje. Internet es una pieza clave antes, durante y después de nuestros viajes. Cuando estamos viviendo una experiencia única en un entorno incomparable, deseamos retenerlo en nuestra mente para siempre, pero también en nuestro móvil.
  • Nos informamos y comparamos: Internet pone una cantidad infinita de información a golpe de click, y eso lo aprovechan los turistas actuales. Una vez se tienen claros los principales objetivos a emprender en un viaje, la capacidad para comparar ofertas de desplazamiento, alojamiento y experiencias, hace que el viaje comience ya mientras se está frente a la pantalla del ordenador.
  • Lo colaborativo se impone: abundan las plataformas que permiten abaratar costes, conocer gente de muy diversos perfiles, y vivir experiencias únicas. Las hay en transporte, alojamiento, gastronomía, experiencias…
  • Independientes: cada vez con más frecuencia, los turistas se lanzan a recorrer el mundo con la única compañía de su mochila.
  • Planifica con mucha antelación: el turista del siglo XXI llega a planificar un viaje con hasta seis meses de antelación.
  • Los hijos son bienvenidos: Cada vez más padres buscan despertar la conciencia cultural y ambiental de sus hijos haciéndolos partícipes de los viajes. ¡Viajes en familia!
  • La oferta gastronómica: en más del 50% de los casos, la calidad de la comida es clave para la elección de un destino.
  • Búsqueda de aventura: la sensación de cierto riesgo forma parte de la vivencia de una experiencia única. Se buscan emociones fuertes que suban la adrenalina y den lugar a sensaciones difícilmente experimentables en el día a día.

Si vuestra empresa se dedica al turismo, es momento de plantearos si tenéis vuestro negocio preparado para este nuevo perfil de cliente. Debemos revisar nuestras estrategias para darle cabida. Es una oportunidad que no debemos dejar pasar.

Guillermo Giménez Gualde, socio director consultoría 

Este sitio utiliza cookies para darle un mejor servicio. Al usar este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies como se explica en nuestra Política de privacidad. Lea nuestro Aviso legal y Política de privacidad para obtener más información sobre cómo usamos las cookies y su gestión. Aceptar