4 diciembre 2017

Blockchain y turismo. El futuro ya está aquí.

De entre las muchas innovaciones provocadas por la Transformación Digital un grupo recurrente es el de servicios basados en blockchain o cadena de bloques. Estas tecnologías adquirieron notoriedad con la aparición de criptomonedas como bitcoin y han evolucionado hasta bases de datos distribuidas (por ejemplo, ethereum), que permiten formalizar y gestionar los denominados contratos inteligentes o smart sin apenas intervención humana.

Las características que hacen distintos a los sistemas de información basados en blockchain son:

  • Descentralización: la información no reside en un único dispositivo, como un servidor corporativo, sino que se distribuye fragmentada entre muchos ordenadores de distintos usuarios
  • Integridad de la información: los datos en blockchain son completos, precisos, confiables y disponibles porque, a medida que se procesa una transacción, todos los ordenadores de la cadena de bloques ejecutan un algoritmo para llegar a un consenso sobre la validez de la transacción
  • Transparencia e inmutabilidad: Una vez que se alcanza el consenso se genera una versión autenticada con sello de tiempo. La transacción no puede ya ser alterada por ninguna de las partes y el resultado de la transacción puede ser visto públicamente por todos
  • Seguridad: blockchain consigue un umbral muy alto de seguridad criptográfica gracias a los mecanismos de consenso, ya que si un punto del bloque detecta una alteración o error invalida toda la cadena
  • Eficiencia: gracias a aumentar la velocidad de transmisión de datos eliminando la dependencia de entidades centralizadas de mantenimiento de registros, blockchain reduce drásticamente costes y optimiza la eficiencia de los procesos

Son conocidas las grandes inversiones en desarrollos blockchain que están acometiendo operadores del sector asegurador y financiero. Pero, ¿tiene blockchain aplicación en el sector turístico?

La respuesta es rotundamente afirmativa y no sólo por su potencial teórico sino ya como una realidad presente. Algunos ejemplos de ello son:

  • Simplificación de la contratación entre hoteles e intermediarios: TUI ha migrado ya todos sus contratos a un blockchain privado y planea hacer lo mismo con todo su inventario
  • Identificación digital y segura de viajeros: el aeropuerto de Heathrow y SITA tienen en fase de pruebas un sistema basado en blockchain que eliminará la identificación física del viajero y de manera transparente para el usuario
  • Programas de fidelización y promoción de destino: el gobierno noruego ha lanzado un piloto para incentivar las visitas a atracciones turísticas y comercios locales. Blockchain ofrece importantes ventajas para ello. Por ejemplo, el usuario tiene total flexibilidad a la hora de intercambiar sus puntos acumulados entre distintas plataformas. Para el destino, blockchain favorece la gestión inteligente confiriendo capacidades de Smart City para, por ejemplo, incentivar o desincentivar tráfico turístico a determinadas ubicaciones y mitigar la saturación
  • Optimización de procesos operativos en aerolíneas, como por ejemplo la cadena de custodia de equipajes (Delta Airlines) o las operaciones de mantenimiento y reparación (Air France KLM)

Pero blockchain no limita su impacto a la eficiencia operativa. Tiene también un enorme potencial desde la perspectiva de la sostenibilidad. Algunos proyectos destacables en esta línea son Smart Dubai o Plastic Offset Program en que turistas y ciudadanos son recompensados mediante tokens por acciones ambientalmente responsables y con impacto directo en el destino, tales como no conducir en horas punta o ayudar a descontaminar las playas de micro-plásticos.

Sin duda un mundo de posibilidades para el sector turístico que ya está aquí.

 Antonio Viader Farré, Consultoría de Negocio, Innovación y Turismo

Este sitio utiliza cookies para darle un mejor servicio. Al usar este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies como se explica en nuestra Política de privacidad. Lea nuestro Aviso legal y Política de privacidad para obtener más información sobre cómo usamos las cookies y su gestión. Aceptar