21 junio 2019

El concepto “Pronto Moda” y la individualización masiva

“Pronto Moda” es un concepto que encaja totalmente con el principio de la Individualización Masiva. Es la aplicación al sector moda de sus postulados.

¿Qué DEFINE AL MODELO PRONTO MODA?

COLABORACIÓN GLOBAL CLIENTE – PROVEEDOR

En el entorno actual de mercado, la importancia de un proveedor radica en el servicio a tiempo, precio, facilidades de pago, la calidad del bien o servicio adquirido y el desarrollo de nuevos productos. Son en éstas donde se centran las ventajas competitivas de los mismos.

Los posibles clientes son muy reducidos y tienen un gran poder de decisión sobre el proveedor, no existiendo compromisos a largo plazo.

Esta colaboración, pasa, entre otras, por compartir gran cantidad de información, y, muy importante, aunar esfuerzos en la fase de diseño de producto, donde las aportaciones del cliente son las más relevantes y siguen, en muchos casos, las directrices que marca éste.

MODELO MULTI SOURCING (multi proveedor)

Este modelo parte de los principios del “modelo de sourcing”. Va mas allá, en concreto en la externalización de ciertos productos o servicios a un “pool” de proveedores, balanceando, operación a operación, los criterios competitivos básicos definidos en el apartado anterior (nivel de servicio, precio, facilidades de pago, calidad). Se da el caso que un mismo producto se externaliza a más de un proveedor, incluso en el mismo periodo de tiempo. Gran espectro de proveedores para los mismos productos. De esta forma, la empresa no está “atada” en sus decisiones.

Para un proveedor, el número de clientes a los que abastece es muy reducido.

LANZAMIENTO EN EL “ÚLTIMO MINUTO”

Este término se refiere a la creación de productos genéricos o configurables, fácil y rápidamente diferenciables una vez conocida la demanda del cliente. La meta de estos artículos que se lanzan en “último momento” (cuando la demanda es “muy conocida”) es establecer una alta flexibilidad de respuesta a los cambios en los componentes del producto y a los cambios generales en la demanda. El objeto de esta tecnología es reducir al mínimo la necesidad de pronosticar, tanto en necesidad de materias primas como en capacidad de producción y planificación de inventarios.

FABRICACIÓN “AGIL”

Consiste en flexibilizar el proceso productivo para responder a las necesidades inmediatas de acuerdo a una constante interacción con el cliente directo, haciendo los productos reconfigurables para atender las necesidades futuras de la demanda. Se dice que la empresa por medio de la fabricación ágil deja de vender productos para vender soluciones consiguiendo copar las expectativas del cliente.

ECONOMIA PRO-CONSUMIDOR

La masificación esta siendo reemplazada por la individualización y esta, a su vez, por la individualización masiva. En la coyuntura de negocios nueva, el cliente esta estrechamente relacionado con el proceso de producción y está exigiendo ser tenido en cuenta de forma individual, con sus gustos y sus deseos totalmente satisfechos. El hecho de que cada vez sea más fácil comparar entre las diferentes ofertas hace que los fabricantes deban idear nuevas ventajas competitivas duraderas e innovadoras, y estas nacen de los deseos insatisfechos del demandante.

Esto genera una explosión en el número de referencias que maneja la empresa, la inmensa mayoría con ciclos de vida muy cortos. El ciclo de vida de un artículo de Pronto Moda es muy inferior al llamado artículo de “temporada”.

INMEDIATEZ

Si tenemos en cuenta la digitalización económica y la disponibilidad de información en tiempo real, la capacidad de respuesta inmediata es una variable fundamental en el éxito o fracaso de las empresas. Una innovación deja de serlo en un plazo no mayor de tres meses, siendo copiada, superada o sustituida por la competencia.

Un artículo nuevo no es fuente de ingreso garantizada durante mucho tiempo. Los lotes productivos son ajustados a demanda temporal, siendo, en la inmensa mayoría de casos, reducidos. Estamos entrando en una época donde la empresa debe funcionar en tiempo real, con una capacidad de cambio, innovación y ajuste a las nuevas condiciones debido a la inmediatez de la información.

BAJA FIDELIDAD DEL CLIENTE

A medida que la gama de productos aumenta, se incrementa él número de proveedores y la fuerte competencia obliga a variaciones rápidas de precio y producto, el consumidor con acceso ilimitado e inmediato a la información esta siendo cada vez menos fiel.

La demanda se dirige hacia aquel fabricante que ofrezca las mejores condiciones en el instante, sin existir un compromiso a largo plazo entre cliente y proveedor.


Guillermo Giménez Gualde, Socio de Auren Consultores

Este sitio utiliza cookies para darle un mejor servicio. Al usar este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies como se explica en nuestra Política de privacidad. Lea nuestro Aviso legal y Política de privacidad para obtener más información sobre cómo usamos las cookies y su gestión. Aceptar